Somos una fundación que procura mejorar la calidad de vida de aquellas personas que más lo necesitan, de igual forma siempre buscamos la manera adecuada de orientar aquellos a quienes se les ha vulnerado sus derechos; a vivir, a ser libres, al desarrollo, a la paz y demás.
En vista de que FUNDEI nace en un país que ha tenido varias oleadas de guerra, que ha dejado un gran número de víctimas, tanto de muertos, como desplazados, y que estamos ubicados en la capital de Colombia, una de las principales ciudades que a diario recibe familias desplazadas por la violencia, y que de estas, muchas tienen integrantes con discapacidad cognitiva, decidimos incluir diferentes enfoques sociales, para servirle a estas familias que buscan una mano amiga.
Realizamos un trabajo mancomunado con IDPAC (Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal), quienes se caracterizan por trabajar con organizaciones con planes de formación; brindando talleres, conferencias, foros. Además permiten el fortalecimiento de FUNDEI como institución, gracias al acompañamiento y las asesorías.
Junto a ellos, se pudo evidenciar que en Colombia son muchas las organizaciones que vinculan el tema de discapacidad y víctimas del conflicto, pero se le ha dado prioridad a la discapacidad física. Existe una brecha en el tema de discapacidad cognitiva y es nuestro deseo como Fundación de Desarrollo y Emprendimiento Integral procurar que en Colombia cada vez sean más visibles las personas que tienen esta condición, y más aún si han sido víctimas de conflicto. Procuramos luchar para garantizar los derechos de nuestra comunidad. Sabemos que si existen personas que han sido desplazadas por la violencia y tiene discapacidad cognitiva, y que según la ley deben tener un trato especial.
Nuestro enfoque buscará siempre la paz, resignificación, luchar contra la desigualdad y por nuestros derechos. Buscando la orientación por las rutas de atención integral de víctimas, para avanzar por el debido proceso para lograr la reparación; si es el caso restitución, rehabilitación, indemnización o garantías de no repetición para aquellos miembros de nuestra comunidad que han sido vulnerados.